La exposición al asbesto es el principal factor de riesgo para el mesotelioma maligno. Este raro y  letal cáncer afecta al mesotelio: la delgada capa protectora de tejido que cubre muchos de los órganos internos del cuerpo. El tumor tiene un largo período de latencia que tarda de 20 a 50 años en aparecer. Debido a su agresividad y alta resistencia, los investigadores están en la búsqueda de nuevas y mejores estrategias de tratamiento. Este es el objetivo principal de BERMES: desarrollar una nueva molécula con un mecanismo de acción disruptivo que ha mostrado actividad en este tumor difícil de tratar.




Este proyecto ha recibido fondos del programa de investigación e innovación Horizon 2020 de la Unión Europea bajo el instrumento EIC-SMEInst-2018-2020 – Instrumento PyME fase 2.