Berberina

La berberina es un alcaloide de isoquinolina con amplio espectro terapéutico. Aislado de hierbas medicinales, exhibe actividad antiproliferativa in vitro y apoptosis/necrosis inducida en varias líneas celulares cancerosas. Aunque todavía se debate la base molecular precisa de su actividad biológica, se continúa acumulando datos que son explotables para aplicaciones clínicas.

La actividad anticancerosa de la berberina parece derivar de su capacidad para formar enlaces fuertes con ácidos nucleicos, inducir daño al ADN y ejercer efectos relacionados tales como inhibición de la telomerasa, inhibición de la topoisomerasa e inhibición de la transcripción de genes. La berberina es un compuesto atractivo como molde para el desarrollo de nuevos fármacos que se unan al ADN funcional y al ARN. Sin embargo, tiene una biodisponibilidad pobre, lo que limita seriamente su aplicación y desarrollo. La transformación química del producto natural es un método eficaz para mejorar las actividades farmacológicas. La investigación realizada en colaboración con Naxospharma en el marco del proyecto EuroTransBio BERTA, una iniciativa de financiación internacional apoyada por el programa europeo FP7, condujo a la modificación de la estructura de la berberina obteniendo nuevos análogos con mejores propiedades farmacológicas


El objetivo de una diana validada y clínicamente relevante en el cáncer – la timidilato sintasa

A pesar de ser uno de los primeros enfoques para tratar el cáncer, la inhibición de la biosíntesis de timidilato y la interrupción de la replicación del ADN tumoral sigue siendo una estrategia ampliamente empleada y exitosa en el tratamiento del cáncer durante los últimos 60 años. Los agentes dirigidos a estos procesos no sólo siguen siendo componentes integrales en algunos de los regímenes terapéuticos más importantes que se utilizan actualmente en el tratamiento de varios tipos de cáncer, sino que también han recibido aprobaciones adicionales para nuevas indicaciones, alterando profundamente el panorama clínico en algunos de los tipos de cáncer más difíciles de tratar en los últimos 5 a 10 años.

En el mesotelioma, el tratamiento estándar incluye el Pemetrexed, un fáramco que ataca y une esta enzima, inhibiendo su función. Los niveles de timidilato sintasa han sido clínicamente validados como un biomarcador independiente: los altos niveles de proteína confieren resistencia a la terapia basada en el pemetrexed no sólo en el mesotelioma sino también en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas (NSCLC, de las siglas en inglés Non Small Cell Lung Cancer).

El valor predictivo y pronóstico de la Timidilato Sintasa ha sido demostrado y por tanto, la aproximación a esta diana con un nuevo medicamento capaz de disminuir/silenciar sus niveles, superará las limitaciones existentes del estándar actual, representado una alternativa real para los pacientes con mesotelioma maligno refractario.


NAX035 es un medicamento selectivo y de primera clase dirigido a la timidilato sintasa. Una molécula pequeña que es une al ARN y que actúa interrumpiendo la traducción a la proteína, inhibiendo así su funcionalidad.  El compuesto ha completado la etapa preclínica con excelentes resultados. El proyecto BERMES permitirá avanzar en su evaluación como candidato para futuros estudios clínicos en el tratamiento del mesotelioma maligno.